Todo camino empieza con un primer paso

Inicié la aventura de escribir la trepidante historia de la familia Mac-Alpin, que después se convertiría en Basabe, hace casi diez años. Fue en 2008 cuando empecé a dar forma a una idea que me rondaba en la cabeza desde mis años de universidad, y que por una u otra circunstancia había ido postergando.

Originalmente concebí la obra como un  único libro, y comencé a escribirla alternando capítulos de lo que después se han convertido en las tres novelas de la trilogía. Como dato curioso, las primeras palabras que tecleé en el ordenador una tarde de la primavera de 2008, aparecen en el comienzo del segundo capítulo de la tercera novela, que saldrá a la venta en fechas próximas.

Después, la gran extensión de la obra completa (más de mil doscientas páginas) y la importante cantidad de historias menores que se van entrecruzando, hacia que fuese difícil de publicar y muy farragosa para el lector. Así que me centré en cerrar y terminar las historias que estaban ya más avanzadas y así  nació “Brujas del viento” en 2012 y, posteriormente, Basabe  en 2013. Hubo un trabajo de adaptación de las novelas para que tuviesen su propia identidad y se pudiesen leer de forma independiente sin perder sus nexos entre las tres.

Ahora cuatro años después, he conseguido cerrar el círculo completando la obra.

Si quieres pertenecer al grupo de las primeras personas puedan adquirir la tercera entrega, suscríbete aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *